esloganuce

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (index.php/aviso-de-cookies).


Seguir Leyendo

Contacto de la Unión de Consumidores de Málaga

La Unión de Consumidores de Málaga, asociación en defensa para los derechos de los usuarios y consumidores, está a disposición de los ciudadanos en las siguientes vías: Dirección: Alameda de Colón, 9, Ático 2. 29001 - Málaga Horario: De lunes a jueves, de 8.30 a 14 horas. Viernes, de 8 a 13 horas. Teléfono: 952217858 Fax: 952216293 Móvil - whatsapp: 685498650 Email: Esta...


Seguir Leyendo

Declarada Entidad de Utilidad Pública

Desde el pasado mes de diciembre, la Unión de Consumidores de Málaga cuenta con la acreditación de Entidad de Utilidad Pública. De esta manera, se convierte en la primera organización de Consumidores y Usuarios en recibir esta acreditación en España. Inscrita ya dicha declaración en el Registro Municipal de Asociaciones y Entidades, desde la Unión de Consumidores de Málaga celebramos...


Seguir Leyendo
012

Noticias Destacadas

 

boton opinion

 

boton testimonios

 

boton formacion

 

boton categorias

 

boton prensa

 

boton noticias

 
Manifiesto por la Salud Pública de Málaga
Martes, 20 de Marzo de 2018 08:59

NO EXISTE NADA MÁS IMPORTANTE QUE LA SALUD

(No es humano utilizar la salud de las personas y de nuestros enfermos)

 

La falta de Salud perjudica en Málaga

La situación de los servicios sanitarios en Málaga afecta gravemente la Salud

 

Desde la Unión de Consumidores de Málaga deseamos posicionarnos y comunicar a la opinión pública, representantes Políticos, Colegios profesionales, Colectivos y Ciudadanos, la demanda y necesidades reales de la Sanidad Publica en Málaga con el presente manifiesto: 

Rechazamos contundentemente que las necesidades se simplifiquen y centren en la necesidad de nuevos edificios, cuando la realidad es que la totalidad de los Centros y Servicios sanitarios públicos de Málaga no funcionan. Cierto que la mayoría de los centros y servicios tienen muchas deficiencias, unos por antigüedad, otros por obras interminables, y por falta de mantenimiento, acumuladas en años, a lo que hay que añadir la masificación de los mismos y la falta de respuestas a las necesidades reales que requiere la población y en particular los enfermos. Lo que corresponde no es desde ningún punto más edificios donde meter más enfermos, sino ser más efectivos y responder a las necesidades actuales. Cierto es que Málaga necesita un mayor número de camas hospitalarias, demandadas por la población desde hace 30 años, como por ejemplo desde la zona este de Málaga (el Palo). 

Málaga es una ciudad lineal en franja litoral, no concéntrica y las distancias son mayores y más congestionadas. Añadiendo además de la población no empadronada, turismo, etc., propia de este tipo de ciudades, así como un hospital Regional de primer nivel que asiste a poblaciones de muchas otras ciudades incluidas Ceuta y Melilla como referentes asistenciales y que tampoco recibe las compensaciones económicas que corresponden, por lo que los malagueños pagamos la totalidad y más. (Esto igualmente por mala gestión, por que los cauces están legalmente establecidos). 

Necesidades de gestión y resolución

Igualmente a tener en cuenta que los ratios camas habitantes de los años 80 no son referencia ya, porque los tiempos de hospitalización de media han cambiado desde un mes a menos de una semana de media en hospitalización. Insistimos por ello que las necesidades básicas empiezan por más profesionales con más capacidad resolutiva y mejor gestión. 

Por indicar. La sanidad privada asiste mucho más con menos recursos menos edificios y más pequeños pero con mejores respuestas a la demanda y con igual calidad que la publica. Solo hay que verlo. 

Rechazamos el informe simplicista del comité de expertos (las viejas glorias) en conjunto y connivencia con la Junta de Andalucía porque no aporta soluciones reales y, menos aún, no basadas en la evidencia. No es necesario lo presentado sin actuaciones previas, importantes en mejorar la gestión. Edificios nuevos con la actual administración no aportan solución alguna, (solo conduce a aumentar el gasto insostenible sin aportar nada mejorable, es más de lo mismo y más gasto a tirar). La totalidad de centros sanitarios son caducos y están en peores situaciones que los propios del Hospital Carlos Haya (Hospital Regional de 1 º nivel). Por ejemplo, los nuevos centros inaugurados están funcionando al 20% de sus posibilidades, como el CHARE del Guadalhorce (u otros: hospital Costa del Sol y sus obras infinitamente paralizadas; H. Marítimo, H. Civil, H. Ronda, etc.; irregularidades constantes en el Hospital Materno Infantil cuya red eléctrica no soporta las necesidades actuales (laboratorio general del Hospital Regional está situado en el H. Materno) y muchos etcéteras más, todos provocados y mantenidos muchos años por la dejadez y nula conservación de los mismos. 

Un caso similar

Otro ejemplo es todo lo acontecido en la vecina ciudad de Granada. La decisión del Gobierno Andaluz, cerrando los viejos edificios y trasladando la sanidad pública al nuevo Hospital (inaugurado hace dos años y funcionando a un 40% dos años después, y que se construyó de forma ininterrumpida (cumpliendo la mayoría de plazos) durante 14 años desde la primera piedra y también subvencionado mayormente por fondos europeos etc., (16 años hace en junio). Por movilizaciones ciudadanas y de profesionales sanitarios han conseguido reconducir, porque era totalmente descabellado lo que se pretendía. Ahora se nos ofrece a Málaga las mismas soluciones que las rechazadas en Granada. Hay que hacer constar que la mala planificación en Granada es responsabilidad exclusiva del Gobierno Andaluz, no del exgerente al que responsabilizaron y que hicieron cesar. Nos consta su gran capacidad profesional y su buen hacer y que en el peor de los casos solo cumplía ordenes torticeras. Como siempre se culpa y mata al mensajero. 

Podemos abundar más, no es razón continuar aumentando en espacio las mismas Urgencias ya masificadas del viejo hospital, que llega en días a sobrepasar los 500 enfermos, o las del H. Clínico, al tope de su capacidad, o las de Pediatría que sobrepasan habitualmente las 500 atenciones, sobre todo en festivos. Son necesarios para nuestra ciudad mas puntos de Urgencias, no continuar aumentando los existentes. En el peor de los casos, esto lleva a situaciones más que desagradables como fallecimientos ya que es muy complicado controlar a los enfermos dentro del hospital en las propias urgencias, añadido a la falta de camas, observación, UCIs, y UVIs llenas, en estos últimos casos por depositar la totalidad de las responsabilidades en médicos residentes y/o contratos sin la formación adecuada y con bajo nivel resolutivo, impropio de estos tipos de servicios. Los facultativos adjuntos de alta formación, unos se han jubilado y otros se han marchado a la privada y no por causas económicas, sino por dignificar su trabajo diario algo que no le permiten en la pública, causando todavía mayor empeoramiento en la calidad y en la formación de los residentes. Añadido todo esto y mas a la Atención Primaria, aun peor, donde el personal sanitario esta totalmente desbordado incumpliendo por decreto de la Administración sanitaria los protocolos: no existen servicios de urgencias en los centros de Primaria o en su defecto han inventando la ‘consulta no demorable’ que ya es muy superior a la programada o a demanda, lo que deriva más aún a urgencias hospitalarias y especialidades. 

La crisis no es excusa

Todo lo expuesto no es justificable con la crisis. Como se expone, viene de muchos años antes, por no saber o no desear gestionar los recursos sanitarios. Hay empresas públicas sanitarias en Andalucía y en Málaga que sí tienen y mantienen unos niveles asistenciales de calidad, incluso habiendo sufrido la crisis más que la asistencia general. Eso sí, los profesionales pueden desarrollar su trabajo con dignidad gracias a una buena gestión. 

No es consecuencia de la crisis ya que la dejadez y abandono por parte de la administración andaluza de la sanidad pública en Málaga es muy anterior. En la crisis ya entramos con miles de menos profesionales y falta de inversiones mínimas, necesarias por la mala gestión. Además cualquier profano sabe perfectamente que de las crisis se sale trabajando más, nunca menos, como están haciendo, debido a que cada atención sanitaria representa para la Junta de Andalucía un gasto no soportable. Por eso obliga y se esfuerza en masificar y retrasar todo lo posible, incluso ocultando los datos imprescindibles que permitan conocer las cifras reales: mínimos listas de espera, agendas de consultas, agendas de pruebas diagnósticas, retrasos, etc., Los grandes y habituales ocultamientos, y que solo ofrecen como publicidad engañosa maquillada, en ocasiones previas a las elecciones, y que sin análisis de los mismos son imposibles de solventar. Cada día que pasa hundimos más al sistema sanitario público. 

Excelencia profesional con mínimos recursos

Además añadir que lo poco o mucho que aún funciona no es gracias a las políticas sanitarias en Andalucía y tampoco a los gestores, directivos y/o mandos (de muy bajo nivel) de los servicios sanitarios públicos, sino a los profesionales que están dando todo lo que pueden con el agotamiento personal máximo, y más, día a día, incluso en situaciones de desmotivación constantes así como una impotencia crónica ya, de no poder dar más respuestas. Es por profesionalidad y vocación de servicio publico a los enfermos, profesionales que hace poco años presumían de estar en la sanidad pública y que su desarrollo profesional era constante, que podían desarrollar investigación y que ya no se hace. Lo que suele decir a diario entre profesionales es que todo es susceptible de ir a peor y que ya no confían en el sistema público, y en cuanto pueden ser marchan a la privada o fuera a otras comunidades o países. Además hay que decir que los profesionales de los centros sanitarios públicos de Andalucía son los peor pagados de España con diferencias salariales con algunas comunidades (por ejemplo País Vasco o Murcia) de hasta un -55% identificado en las tablas publicadas cada año, en la que estamos en el último lugar, demostrando así la vocación de servicio público y buen hacer de nuestros trabajadores sanitarios y no sanitarios, del sector público de Salud de Andalucía. 

La gran equivocación está en complicar y retrasar los accesos a los servicios sanitarios con el objetivo de hacer menos actos sanitarios y prolongar las revisiones, produciendo así un menor gasto. Gasto que aumenta al empeorar la salud y la dependencia a la población. 

Igualmente existe un pensar muy equivocado en relación a los presupuestos de salud y su gasto. No son considerables solo por la disposición asistencial. Hay que tener en cuenta que afectan a las bajas laborales, dependencia, accidentes de trabajo y tráfico, bienestar social, calidad de vida, contagios, epidemias, enfermos dependientes, envejecimiento de la población, etc., acuden mas a urgencias y servicios sanitarios, y muchos aspectos más, que consideran y repercuten en muchos otros sectores de gastos y productivos de riqueza. 

Podríamos exponer muchas otras, todas relacionadas, hasta donde se ha llegado con la ineficacia en gestión que incluso nos hace perder compensaciones económicas importantes legales y más incongruencias totalmente rechazables. Pero no es el deseo ni la forma de actuar de nuestra organización (representantes constitucionales de los Usuarios) en generar alarmas sociales sanitarias y tampoco movilizar a la ciudadanía y a los enfermos, no somos Spiriman de Granada y tampoco vamos a encabezar ni apoyar ninguna manifestación. Este deseo de proclamación se lo solicitamos cada año la Semana Santa al “Cautivo”, en su paso por el Hospital Civil, que tan seguro nos oirá mas que la Administración andaluza, al que por cierto acuden y podrían encomendarse nuestros directivos del Hospital Regional cada año, suponemos con el mismo fin o pidiéndole a Dios les conceda sabiduría…. 

Peticiones esenciales

Soluciones hay, eso sí, con voluntad, trabajando día a día mas y mejor, contando con todos los profesionales, no solo con los de carnet del partido de gobierno, (bastante escasos de conocimientos), sino con los que tienen vocación de trabajo y servicio. Utilicen a los que pueden aportar y no continúen destruyendo aún más un sistema orgullo de España, y todavía más de Andalucía. De aquí han salido y aportado a nuestro país y a otros países modelos de buena gestión, el empoderamiento del ciudadano con un gran sistema público de salud y del que hoy ya no sentimos igual y menos como nuestro. Este NO es nuestro modelo sanitario. Es el modelo de la Junta de Andalucía para sí misma, y desde luego ante el que estamos impotentes por resignación obligada y en el que ya no confiamos. Los ciudadanos todos, con sus profesionales incluidos, rechazamos enérgicamente en lo que han convertido la sanidad publica andaluza y añoramos lo que fue, donde todos nos sentíamos parte del mismo, representados y orgullosos, reclamamos un poco de sensibilidad al ser humano y a la Junta de Andalucía. 

La Salud es lo más importante en la vida y no es patrimonio de nadie. Pertenece al ser humano, y nada ni nadie tienen derecho a jugar con la salud de los demás. Lo expuesto y mucho más es la cruda realidad de la situación dentro de las políticas sociales, referentes atribuidos de la Junta de Andalucía y PSOE-A, y a la oposición por resignación obligada. No dan respuestas. 

Solicitamos, lo más alto y claro posible, que se reconsideren de una vez con la verdad, no parcheando y tampoco maquillando. Necesitamos respuestas. Necesitamos GESTIÓN PÚBLICA con Políticos, Gestores y responsables profesionales con capacidad, con clara vocación de Servicio Público y no del interés partidista y personal, transparente y eficiente. Igualmente solicitamos a la totalidad de los Partidos, y Colectivos Profesionales que actúen en consecuencia con la máxima responsabilidad y tomen el envite como una necesidad urgente de Salud. Es sencillo hacer lo complicado fácil, para dar respuestas, solo depende de la voluntad y capacidad de los gestores en todas sus categorías y/o siempre tendrán la oportunidad de callar y matar al mensajero.


manifiesto web

smaller text tool iconmedium text tool iconlarger text tool icon